Armas de artillería en la Segunda Guerra Mundial: lista completa

La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto que involucró a numerosas naciones y se libró en diferentes frentes en todo el mundo. Durante esta guerra, las armas de artillería jugaron un papel crucial en el campo de batalla, desempeñando funciones clave como apoyo de fuego, defensa y ataque. En este artículo, presentaremos una lista completa de las armas de artillería utilizadas en la Segunda Guerra Mundial.

Índice de contendios

Armas de artillería utilizadas en la Segunda Guerra Mundial

La artillería desempeñó un papel vital en la Segunda Guerra Mundial, proporcionando fuego de apoyo a las tropas en tierra y desgastando las defensas enemigas. Las armas de artillería utilizadas variaban en tamaño, alcance y capacidad de fuego. A continuación, se presentan algunas de las armas de artillería más destacadas utilizadas durante el conflicto.

Cañones y obuses

Los cañones y obuses eran armas de artillería de gran calibre utilizadas para disparar proyectiles explosivos a largas distancias. Estas armas podían ser transportadas y desplegadas en el campo de batalla para brindar apoyo a las tropas terrestres. Algunos de los cañones y obuses más utilizados incluyen el cañón alemán 88 mm, el obús soviético de 152 mm y el obús estadounidense de 155 mm.

Ametralladoras pesadas

Las ametralladoras pesadas eran armas automáticas diseñadas para disparar ráfagas de fuego continuas. Estas armas eran utilizadas para suprimir el fuego enemigo y defender posiciones estratégicas. Entre las ametralladoras pesadas más conocidas utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial se encuentran la ametralladora alemana MG42, la ametralladora soviética DP-28 y la ametralladora estadounidense Browning M2.

Morteros

Los morteros eran armas de artillería portátiles que disparaban proyectiles explosivos de corto alcance en un ángulo alto. Estas armas eran utilizadas para atacar objetivos cercanos y proporcionar fuego de apoyo a las tropas en el campo de batalla. Algunos de los morteros más utilizados durante la guerra fueron el mortero alemán de 81 mm, el mortero soviético de 82 mm y el mortero estadounidense de 60 mm.

Artillería antiaérea

La artillería antiaérea era utilizada para defenderse de los ataques aéreos enemigos. Estas armas estaban diseñadas para disparar proyectiles explosivos a alturas elevadas para interceptar aviones enemigos. Algunas de las armas antiaéreas más utilizadas durante la Segunda Guerra Mundial incluyen el cañón antiaéreo alemán Flak 88, el cañón antiaéreo soviético de 37 mm y el cañón antiaéreo estadounidense Bofors de 40 mm.

Artillería autopropulsada

La artillería autopropulsada era una forma de artillería montada en vehículos blindados. Estas armas combinaban la movilidad de los vehículos con el poder de fuego de la artillería, lo que las hacía ideales para el apoyo de fuego en el campo de batalla. Algunas de las armas autopropulsadas más utilizadas durante la guerra incluyen el cañón autopropulsado alemán Sturmgeschütz III, el obús autopropulsado soviético SU-76 y el obús autopropulsado estadounidense M7 Priest.

Artillería naval

La artillería naval desempeñó un papel importante en los combates en el mar durante la Segunda Guerra Mundial. Estas armas estaban montadas en buques de guerra y eran utilizadas para atacar objetivos en tierra y en el mar. Algunas de las armas navales más destacadas utilizadas durante la guerra incluyen las baterías de cañones de 16 pulgadas del acorazado alemán Bismarck, los cañones de 14 pulgadas del acorazado estadounidense USS Missouri y los cañones de 15 pulgadas del acorazado británico HMS King George V.

Armas experimentales y prototipos

Además de las armas de artillería convencionales, también se desarrollaron armas experimentales y prototipos durante la Segunda Guerra Mundial. Estas armas incluían cañones de mayor calibre, proyectiles guiados y otros avances tecnológicos. Aunque muchos de estos proyectos no se materializaron completamente, sentaron las bases para el desarrollo de armas de artillería modernas en el futuro.

Conclusión

Las armas de artillería desempeñaron un papel crucial en la Segunda Guerra Mundial, proporcionando apoyo de fuego, defensa y ataque en el campo de batalla. Desde cañones y obuses hasta ametralladoras pesadas, morteros, artillería antiaérea, artillería autopropulsada, artillería naval y armas experimentales, estas armas contribuyeron significativamente a los esfuerzos de guerra de las naciones involucradas. Su impacto en el conflicto fue innegable y su legado sigue siendo relevante hasta el día de hoy.

Entradas relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies de analítica anónimas, propias para su correcto funcionamiento y de publicidad. Nuestros socios (incluido Google) pueden almacenar, compartir y gestionar tus datos para ofrecer anuncios personalizados. Puedes aceptar o personalizar tu configuración. Más información.