Reciclar libros es una de las más firmes apuestas de Historioteca. Una apuesta que nace directamente del recuerdo de una de las figuras literarias más grabadas en la mente de los lectores del genio Carlos Ruiz Zafón, el cementerio de los libros olvidados. ¿Quién no se ha imaginado ese enorme almacén oculto y repleto de millones de libros, esperando un lector?

Los libros se han escrito para ser leídos, y si es cierto, la imprenta inventada en el siglo XV sigue favoreciendo la continua impresión de libros, pero a la misma vez se ha convertido en la principal mano oculta, que engrandece el rincón imaginado por el tristemente desaparecido genio de la literatura del siglo XXI.

En Historioteca buscamos un nuevo lector a algunos de esos ejemplares perdidos en una estantería, o lo que es peor en un cajón oculto. Es de ahí, de los rincones olvidados de particulares y profesionales del libro, de donde proceden nuestros ejemplares puestos a la venta. Todos ellos tras ser revisados y reacondicionados se envían directamente al cliente desde nuestras instalaciones, es decir no se pone a la venta si no reúnen todas las condiciones exigibles a un producto de segunda mano.

Destacar que el apartado de “detalles del producto”, de nuestros libros de segunda mano, encontrareis una pestaña que los califica según su estado general, con un simple sistema de estrellas.

3 de 5 estrellas: Libros de segunda mano en perfecto estado para ser leídos, pero en los que el paso del tiempo ha dejado su huella, ya sea en sus amarillentas páginas o con pequeños desperfectos en portadas, tapas, etc.

4 de 5 estrellas: Libros de segunda mano en perfecto estado. Los pequeños defectos son prácticamente inexistentes y el libro presenta unas cualidades muy cercanas a las que tenía en su estreno.

5 de 5 estrellas: Calificación reservada a algunos libros que bien pudieran ser vendidos como nuevos, pero que nuestra ética nos lleva a catalogarlo como de segunda mano.